El equipo de biólogos y entrenadores del parque desarrolla un enriquecimiento ambiental a cada una de las especies que habitan en el parque. Son un conjunto de medidas centradas en enriquecer el ambiente, añadiendo elementos o actividades que potencian el desarrollo y bienestar físico y emocional de los animales. Es aplicable a todos los animales y requiere de un estudio concreto de cada una de las especies desarrollando actividades específicas y adaptadas.  Se recrea un entorno que contenga los elementos y estímulos que permitirán expresar la naturaleza y capacidades de cada especie que cuentan con una serie de conductas naturales cuya expresión y desarrollo son fundamentales para el bienestar animal.

El proceso de enriquecimiento ambiental se desarrolla diariamente con un programa de actividades estructuradas que desarrollan los profesionales del parque atendiendo a la naturaleza propia de cada especie. Se configura un plan de actividades en el tiempo que permiten la correcta adaptación al medio y un desarrollo completo y equilibrado.

En el parque se desarrollan diferentes programas adaptados a las distintas especies que habitan en el zoo marino y requieren de una gran atención y cuidado por parte del equipo de  biólogos y entrenadores.  Cada una de ellas cuenta con un programa concreto que pasa por definir actividades, espacios y estímulos concretos para mamíferos marinos, aves y reptiles del parque. Para conocer mejor el proceso y en concreto el enriquecimiento ambiental de los mamíferos marinos y pingüinos -actividades más complejas de acuerdo a la naturaleza de estas especies- contamos con 4 tipos de procesos de enriquecimiento ambiental: estructural, alimentario, sensorial y social.

El enriquecimiento estructural se centra en propiciar el comportamiento de los animales para satisfacer sus necesidades ante la presentación de estímulos que favorezcan el desarrollo.  Se combinan diferentes elementos, tamaños y formas, barreras, substratos, zonas de descanso y elementos temporales para generar un comportamiento óptimo para las especies.  El enriquecimiento alimentario gira en torno a los momentos en que se nutre y alimenta a los animales con dietas específicas para ellos, en el caso de mamíferos marinos y pingüinos principalmente pescado fresco que se suministra en diferentes tomas de arenques, capellin y sprat repartidas en 2 tomas diarias para los pingüinos y cinco para los mamíferos marinos.

No menos importante es el enriquecimiento sensorial que potencia la estimulación de los sentidos propiciando desarrollo visual, táctil o auditivo. Y por último, y de gran relevancia, el enriquecimiento social de unas especies gregarias que sirven para potenciar las relaciones en grupo, jerarquías e interacciones sociales.

El enriquecimiento ambiental de las especies es una labor crucial que garantiza el bienestar y correcto desarrollo de los animales. Nuestros profesionales concienciados con la importancia de la labor fomentan el cuidado, mimo y atención para responder a las necesidades y potencialidad para la felicidad y bienestar animal.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los productos o servicios ofrecidos en nuestra página web mediante el seguimiento y el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, entendemos que usted acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador o, en su caso, obtener más información en nuestra Política de cookies | OK